Los muy graves incidentes ante el Departamento de Interior del Gobierno de la Generalitat de Catalunya requieren una investigación a fondo para encontrar todos y cada uno de los responsables entre los supuestos grupos antifascistas y también las responsabilidades que hagan falta en los responsable de organizar la estrategia de contención de la Policía de Catalunya. El espectáculo fue del todo lamentable y no puede volver a repetirse.
Todos los ciudadanos, sea cual sea su opción política o social, tienen el derecho a manifestarse y la Policía de Catalunya debe garantizar que los ciudadanos que participan y los que en aquellos momentos están en la zona de la manifestación disfruten de sus libertades (…) Por este motivo, haría falta hacer una revisión de la estrategia que el Departamento del Interior planificó por tal de establecer que una manifestación no autorizada se pudiera desarrollar en condiciones de orden democrático.


Se conocía y se conoce que dentro de estos movimientos alternativos se mezclan con técnicas perfectamente organizadas provocadores de la extrema derecha y mercenarios al servicio de algún que otro elemento fáctico que le interesa desprestigiar la Policía de Catalunya.


A sabiendas de esto, como se sabe, el Departamento del Interior debe hacer un doble esfuerzo de investigación e inteligencia de estos grupos por conocer y separar quién son estos provocadores, al servicio de quien están, diferenciarlos y ponerlos con la mayor brevedad posible a disposición de la justicia. Y no le debe temblar la mano al consejero al entrar a fondo en todo el movimiento alternativo por conocer qué hay al trasero.
No se
puede continuar con la inocencia y la actitud blanda de los últimos meses. (…) 

Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya  http://www.ceec-cat.org/noti.php?noticia=259

Mira por donde, lo que algunos sospechábamos, va a ser cierto.

Anuncios