Acojonado está el personal con lo de Kosovo. No porque un territorio sea ahora independiente, sino por la facilidad de llegar a la independencia. ¡El cagarse patas abajo! Se hace la consulta a la ciudadanía y si está de acuerdo, unos días después se declara la independencia. Y aquí paz y allá gloria.

Ya hay quien ve eso de Kosovo como un “adiós, muy buenas” constante…  Desde la Gran Bretaña, el diario Financial Times habla del resurgimiento de los nacionalismos en el Estado Español (a buenas horas se despierta ese).

En su edición de ayer el diario se hace eco de la negativa del gobierno español al reconocimiento oficial de Kosovo, porque dice “tiene miedo que esto constituya un precedente para sus regiones con intenciones separatistas” y explica que el País Vasco tiene intención de presentar un referéndum el próximo mes de octubre del que Zapatero “ya ha avisado que será considerado ilegal porque la constitución española no permite la secesión del estado”. (…) Tribuna.cat

Mientras en Roma, Francesco Cossiga reclama el derecho a la autodeterminación para los catalanes, vascos y gallegos. Una vez más Francesco Cossiga remueve las conciencias como líder histórico de la democracia cristiana europea afirmando una evidencia: que Euskadi y Catalunya se les tiene que reconocer el derecho a la autodeterminación. Cossiga es buen amigo de Xabier Arzalluz y Josep Antoni Duran Lleida. Con ellos ha convivido y combatido en el si de la internacional demócrata cristiana en muchas batalles y una de ellas es la de defender a los demócrata cristianos vascos y catalanes en el si de la internacional. Varias veces en los últimos años ya se ha manifestado a favor de las posiciones del Partido Nacionalista Vasco y su solidaridad con el lehendakari Ibarretxe, y sus tomas de posición han preocupado a la derecha española.

Ahora, delante de la fiebre de Kosovo ha vuelto a manifestarse de forma más contundente todavía y ha pedido a la UE y los EE.UU que presionen al Estado español para que acepte la autodeterminación de catalanes, vascos y gallegos tal y como han hecho con Serbia para que reconozca Kosovo.
Para
el expresidente italiano el Estado español adopta “una actitud franquista” ante quienes defienden la opción política de la independencia. Tribuna.cat 

Es lo que pasa siempre a los que tienen miedo, aprietan tanto que al final te hartas y te vas. Ya lo decia Juan Alfonso Lencina por el 1687 «En la Monarquía de España el ánimo menos conocido es el de los catalanes, amigos de su libertad y que no es prudente tocarles sus privilegios; por fuerza el regirlos imposible; pero de voluntad y con los buenos modos tratables.»

Anuncios