El Consejo General de Aran promueve la creación de la Academia de la Lengua Occitana, en coordinación con los gobiernos de las diferentes regiones de habla occitana para regular lo que consideran una “habla fraccionada”, y procurar establecer “las directrices del occitano”. Así lo explicó el presidente del Consejo General, Francesc Boya, que ha propuesto una reunión con todos estos gobiernos regionales, con responsables de la Euroregión y la Comunitat de Trabajo de los Pirineo, y el Síndico de Aran.
El Instituto de Estudios Occitanos, hasta ahora principal autoridad en la difusión y normalización del occitano, también está implicado. Pero hay una pega, el necesario “visto-y-place” de los estados implicados, o sea, el español y el francés, y en último caso el italiano, si finalmente el gobierno de la región del Piamonte también se añade al proyecto.

Leer más: racocatala.cat

 

Mientras unos eliminan lenguas, otros las ayudan

Anuncios