Los problemas en la Sanidad madrileña se incrementan cada día. Y la actitud de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, contribuye decisivamente a ello. Después de hacerse público el convenio entre la Comunidad de Madrid y la Iglesia, según el cual los sacerdotes tendrían voz en los comités que deciden si dar cuidados paliativos a los enfermos, ahora El País informa sobre cómo los hospitales madrileños carecen de unidades de cuidados paliativos, por lo que esta especialidad se ha dejado en manos de hospitales privados. Y algunos de esos hospitales están controlados por el Opus Dei.

Leer más:elplural

Puestos a llevar al extremo las creencias religiosa, ¿por qué no cierra los hospitales y que sea Dios el que cure a los enfermos?

Anuncios