Un escrito irónico encontrado en la red

 

En Telemadrid se quejan de que si vas de vacaciones a la costa catalana, los restaurantes se llaman ‘El racó del Bon Menjar’ y los helados se llaman ‘gelats’ y los zumos se llaman ‘sucs ‘, y se quejan de que esto sea así, y de que se indique así. ¡Qué fuerte, qué fuerte! Así que ‘gelats’… ¡qué barbaridad! ¡¡En catalán, helados no se dice ‘helados’, se dice ‘gelats’!! ¡¡Dios, qué fuerteeeee… qué atropello, qué indignación!! ¿¿Pero cómo puede ser que en otro idioma no digan ‘helados’ igual que se dice en español?? (Menudo descubrimiento que acaban de hacer estos ‘periodistas’ de TeleEspe, ¿eh?)

 

Y encima la culpa de que se diga ‘gelats’ la tiene el gobierno catalán… que es el que está “obligando” a los catalanes a decir ‘gelat’ y ‘entrepà de formatge’ (bocadillo de queso), pero ¡qué fuerte!

 

Lo mejor de todo es el enfoque de la noticia: SE QUEJAN DE QUE AL ESTAR EN CATALÁN, LOS TURISTAS NO LO ENTIENDEN. Y luego nos recuerdan que el turismo es muy importante para la economía española, para que pensemos que, por culpa del catalán y el vasco, toda España se va a arruinar. (…)

 

Vaya, vaya… así que en Telemadrid se quejan de que los guiris no entienden los letreritos de los bares. Claro, como todos sabemos, los ingleses, los alemanes, los franceses, los italianos, los rusos… que vienen a las playas catalanas traen un doctorado de filología hispánica en el bolsillo y si los letreritos estuvieran en español lo entenderían perfectamente. Y como un restaurante no se ve claramente que es un restaurante, y un puesto de helados tampoco se ve claramente que es un puesto de helados, es necesario colgar un cartel que lo especifique en la lengua de Cervantes. Yo, es que vamos, cuando me enteré de que en la esquina de mi casa había un bar fue porque había un letrero que ponía ‘bar’, sino, como podía saber que era aquello tan raro con mesas y sillas y una barra y una terraza donde un señor servía cervezas y cafés. ¡Por favor!

 

Volviendo al ejemplo del “entrepà de formatge” (bocadillo de queso). No es por nada pero un francés y un italiano entienden perfectamente la palabra ‘formatge’, porque en su idioma se dice igual (fromage, formaggio). Lo que dudo que entiendan es ‘queso’.

En cuanto al “gelat”, (lo que son las cosas) en italiano ‘helado’ se dice ‘gelato’ (muy parecido a ‘gelat’) y yo creo que es mucho más internacional escribirlo con G que con H (incluso en Japón existe la palabra GELATO!!), ya que todo el mundo conoce el famosísimo ‘gelato’ italiano (…).

Otra de las quejas de la noticia es que tardaron ‘una semana’ en enterarse de que en un sitio donde ponía ‘FRUITA’ vendían fruta. ¡Uffff! ¡30 años de vida y 5 cursando una carrera para descifrar este increíble jeroglífico! FRUITA = FRUTA. A estos de Telemadrid… les cuesta, les cuesta… Y mira por donde en inglés fruta es FRUIT !! ¡¡FRUIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIT!! (Señores de Telemadrid: ¿notan ustedes el asombroso parecido con la palabra catalana FRUIIIIIITA? Está en la letrita ‘i’, por si su gran conocimiento de idiomas no les permite percatarse de ello) y en francés es “fruits”, ya veis.

 

Y puestos a poner más ejemplos de semejanzas idiomáticas del catalán respecto a las demás lenguas románicas de los turistas que nos visitan, podemos ver que la “ventana” en castellano (esa lengua que saben todos los turistas), se dice “finestra” en catalán, “fênetre” en francés, “finestra” en italiano. Lo mismo pasa con ‘dirección’, en todas las lenguas románicas (menos la española) existen dos palabras: una para referirse a la dirección en que algo se mueve (direcció, direction…) y otra para la dirección donde está algo, como una casa o una dirección de e-mail (adreça, addresse, indirizzo)… en inglés también existen dos palabras: ‘direction’ y ‘address’, y solo el castellano utiliza la misma palabra para los dos usos (…) Otro ejemplo: mesa… en catalán “taula”, en francés “table”… y en inglés también ‘table’. Y otro: aceite… en catalán “OLI”, en italiano “OLIO”, en francés “HUILE” y en inglés “OIL”. Pero claro, los de Telemadrid se quejarán si van a un restaurante de Barcelona y en las aceiteras pone OLI (en catalán) y no ACEITE, porque dirán que OLI no lo van a enterder los extranjeros, pero aceite sí que lo entienden (claro, claro…). Lo curioso es que en las aceiteras normalmente no pone NADA, porque todo el mundo sabe distinguir el aceite del vinagre (supongo que los de Telemadrid también…). ¡Ay, qué lengua tan difícil el catalán! ¡Que no se entiendeeee! (…)

 

Por lo visto llevan un par de años con este tipo de noticias dando a entender que moverse por Cataluña es imposible porque no se entera uno de nada (…) y si hay alguien que a su restaurante le llama ‘El racó del Bon Menjar’ (El Rincón del buen comer) y no ‘Mesón Pepe’ los de Telemadrid se suben por las paredes porque los turistas extranjeros no entienden que ahí se come y se pueden morir de hambre.

La mitad de las veces que he comido en un restaurante, durante mi larga vida (en España, en Italia, en Japón, en Francia, en Estados Unidos…), jamás me fijé en el nombre del restaurante. Simplemente vi que era un restaurante y entré a comer.

Pero, no, en Telemadrid necesitan que se lo pongan ahí bien clarito en su idioma, así en plan Homer Simpson: ¡Atención: Aquí se sirve comida!, ¡ÑAM ÑAM!’ (…) Por suerte, los turistas son mucho más listos que los reporteros de Telemadrid.

Anuncios