En el día de reflexión de las Elecciones Europeas, en el canal 4, pasaron una película de la serie “South Park” que venia como anillo al dedo. El tema era que, en la escuela de South Park los niños tenían que elegir por medio de unas elecciones una mascota que los representara. Las dos mascotas presentadas eran “Baño vaginal” y “Sanwichs de cagarro”. Uno de los niños se niega a votar por alguna de las dos opciones y por ello es desterrado del pueblo ya que el voto es un derecho y por lo tanto hay que ejercerlo. Después de varias aventuras, encuentra a una persona que le hace reflexionar y al final vota. ¿Qué le dice esa persona al niño? Pues, algo tan sencillo como “Piensa que durante toda tu vida siempre tendrás que elegir entre un “Baño vaginal” y un “Sanwichs de cagarro”.

Y es que cuando el bipartidismo acaba siendo la elección entre un  “Baño vaginal” y un “Sanwichs de cagarro” no es de extrañar que la abstención sea tan alta.

Anuncios