Si quieres aumentar mis dominios, pon la corte en Bruselas;

si los quieres mantener; ponla en Barcelona;

pero si los quieres perder; pon la corte en Madrid.

Carlos I a su heredero, Felipe II cuando se retiró a Yuste

Anuncios