You are currently browsing the category archive for the ‘franquismo’ category.

La mayor lealtad que cabe con la Constitución es cumplirla.

Tras esta delirante legislatura del PP, hemos de reconstruir la dignidad del Estado

Joaquín Calomarde

http://www2.elplural.com/politica/detail.php?id=16044

Queda muy bonito, pero, siento no estar de acuerdo con usted. La exposición de su reflexión da por supuestas unas verdades que quizá no lo sean tanto. La Constitución Española, es una constitución consensuado bajo la mirada vigilante del ejército franquista, un ejército de fuerte tradición golpista. La negociación fue entre los vencidos y los vencedores de una guerra. Los vencedores habían gobernado España con una dictadura sangrienta con la ayuda de una Iglesia entregada. Por lo tanto, no podemos decir que esta Constitución sea fruto de la libertad. Fue como una ley de punto final para los crimenes de la dictadura y una manera de que el franquismo siguiera viviendo después de la muerte de Franco.

Recordemos que uno de sus artículos, el Artículo 8 dice “1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”

No queda demasiado claro si el ejército tiene la potestad de actuar a la brava si piensa que la unidad de la Patria está en peligro.

Son esos artículos del pasado que todavia condicionan el presente, como la ambiguedad de muchos de ellos, que cada uno puede interpretar como le parezca.

Y si pensamos que a pesar de todo, disponemos de un garante en Tribunal Constitucional para que en caso de duda se interprete justamente, lo tenemos crudo, pues, hoy por hoy, somos espectadores de cómo los dos grandes partidos políticos controlan, o pretenden controlarlo, este aparato del estado que en un principio debería ser independiente.

Y creo firmemente que si ahora mismo modificasemos la Constitución, con este ambiente político que se respira, recortariamos tantas cosas que nos quedaría igualita que el Fuero de los Españoles, fijo.

En cuanto a reconstruir la dignidad del Estado. Primero deberíamos hacernos una pregunta: ¿Ha tenido alguna vez dignidad el Estado español? Siempre ha sido un estado absolutista, que pretende controlar todos los poderes. El legislativo, el ejecutivo y el judicial, también controlar el mundo económico y los medios de comunicación.

Y no hablemos de la “nomenclatura” española. Xose  Maule Beiras la describe muy severamente “uno no sabe si determinados elementos de la clase política española son subnormales profundos o son personas inicuas que falsifican sistemáticamente la realidad y los juicios políticos e ideológicos sobre la verdad”.

También Alfons López Tena dice la suya en el libro “Catalunya sota España”.

“La toma de decisiones, no por razones de eficiencia o equidad, sino contra Catalunya se extiende entre la  “nomenclatura” española, y se aplica con un automatismo sistemático que proviene, no de la consigna o la instrucción, sino de una ideología españolista que impregna toda su actuación.”

Señor Calomarde, hasta los Estados tienen que ganarse el respeto y la simpatía de las personas que representan.

Pero este Estado enfermo al que usted quiere curar con una medicina inexistente en España, no creo que dure mucho. Y no por culpa de los separatistas catalanes, los rojos o los masones, sino, y esto es lo divertido, por los españolistas, intransigentes e iracundos guerracivilistas que gritan que España se rompe, cuando son ellos los que rompen el Estado, la convivencia, y el derecho de los demás pueblos y personas a elegir.

En el año 1941 el deporte español pasa a depender de la Falange Tradicionalista y de las JONS y poco después, en el año 1945, se aprueba el estatuto de la Delegación Nacional de Deportes “en la que, entre otros, se atribuye la competencia de la organización y autorización de todo tipo de encuentros internacionales. Durante la dictadura del general Franco, sin reconocimiento del derecho de asociación, las federaciones catalanas pierden su libertad de decisión y de actuación, convirtiéndose en meras delegaciones territoriales de las españolas.

De la represión franquista viene la Federación Nacional de Deportes y las Selecciones españolas. Antes del 1941 era diferente. Pero, ese ideario españolista de Franco ha calado también en la democracia. Incluso el PSOE, federalista en sus inicios, lo ha tomado como algo suyo.

 

Todo viene a cuento, por la sentencia de un tribunal de París ha negado el reingreso del rugby catalán en la federación internacional a pesar de ser miembro fundador de la Federación Internacional de Rugby Amateur (FIRA) el 1934 y que perdió en 1941 a raíz del decreto franquista que rechazaba las federaciones deportivas que no fueran españolas. Como vemos, una guerra y una dictadura, no avalan la continuidad de una Federación anulada por la represión franquista y ahora por la democracia.

 

La Federación Española de Rugby, además de tener todo el respaldo del Estado español para que la Federación Catalana no fuera reconocida, pedía que esta (la Federación Catalana) fuera condenada a pagar 10.000 euros por daños morales y a publicar la sentencia en dos periódicos españoles y a pagar 35.000 euros en concepto de gastos. También pedía que se declarara que la catalana no fue miembro fundador o, en caso de que se declarara que lo fue, que había perdido su condición de miembro por no reunir los requisitos establecidos. Todo eso fue desestimado por el Tribunal.

 

Así se hace España día a día, año a año, siglo a siglo. Eliminando, borrando, apropiándose de cualquier signo de Catalunya o de lo que fue la Corona de Aragón. Como aquellos fundamentalistas afganos que volaron los Budas, para esa España castellana en construcción, no puede existir nada que revele su debilidad nacional. Así que, no solo impiden que La Federación Catalana de Rugby no forme parte de la Federación internacional, sino que además, pretenden, que no quede constancia de que fue un miembro fundador de esta Federación.

 

“Castilla siente de cerca el placer anticipado de su próxima revancha. Vemos en peligro cierto nuestro pueblo, nuestra alma, nuestro país. Ya es imposible prolongar el letargo. Castilla se levantará y con ella toda España; porque España quiere vivir sabrá demostrar en momentos definitivos que toda ella es Castellana”.

Onésimo Redondo. Político español.

 

Para los que crean que eso de las Federaciones y Selecciones catalanas es un invento de ahora para tocar las pelotas, aquí viene un resumen de su historia.

 

 

En el transcurso del primer tercio del siglo pasado se produjo el estallido definitivo del deporte en Catalunya. A pesar de la variabilidad del contexto político de la época, nada ni nadie pudo detener la fuerza del deporte en nuestra casa. El potencial deportivo catalán en diferentes modalidades explica que tan pronto como se fundaron las federaciones catalanas las selecciones catalanas empezaron a participar en encuentros internacionales. La progresiva dinamización de la práctica deportiva, entendida como elemento de ocio y de salud, hizo aparecer todo tipo de entidades que fomentaban el deporte en la mayoría de comarcas catalanas. Paralelamente, se creaban asociaciones o federaciones con la voluntad de aglutinar esfuerzos y compartir vivencias. Así, ya en el año 1900 se funda la Federación Catalana de Fútbol (F. Española 1913); en 1903, la de tenis, el 1915, la de atletismo (F. Española 1920), el 1922, la de esgrima y la de hockey sobre hierba (F. Española 1923), el 1924, la de lucha; en 1925, la de baloncesto, el 1929, la de béisbol, etc. Todas estas asociaciones tienen un nexo común: son pioneras en el Estado español. Con otras palabras, son predecesores de las federaciones españolas en la mayoría de los deportes.
La selección deportiva catalana primeriza fue la de fútbol, que en abril de 1904 hizo su debut contra la tripulación del barco inglés “Cleopatra” y en 1912 jugó en Colombes contra la selección nacional francesa. Equipos como el Torino, el Sparta de Praga o la selección brasileña visitarán tierras catalanas para enfrentarse a una selección respetada en toda Europa.
La selección de jockey ya juega en el año 1914 un partido Catalunya-Euskadi y lo hace regularmente hasta la guerra civil, con partidos significativos como Cataluña-Francia (1922) y un Catalunya-España (1927). También la selección catalana de baloncesto tiene una larga trayectoria, que arranca un 27 de marzo de 1927 cuando se enfrenta a la selección masculina en el Hindú de Buenos Aires. El debut de la selección femenina es del año 1935, compitiendo contra Argelia Sports. La selección nacional de béisbol se estrena en 1929 y el año 1932 hace una serie de tres partidos contra la selección de Cuba o el año 1935 contra la de México. También la selección de rugby es de las pioneras y juega, como miembro fundador de la FIRA el primer partido internacional en abril de 1934 contra Italia.
Este proceso se ve truncado con la guerra española (1936-1939). En el año 1941 el deporte español pasa a depender de la Falange Tradicionalista y de las JONS y poco después, en el año 1945, se aprueba el estatuto de la Delegación Nacional de Deportes “en la que, entre otros, Se atribuye la competencia de la organización y autorización de todo tipo de encuentros internacionales. Durante la dictadura del general Franco, sin reconocimiento del derecho de asociación, las federaciones catalanas pierden su libertad de decisión y de actuación, convirtiéndose en meras delegaciones territoriales de las españolas.

 

Una Nació, una Selecció

 

No soy envidioso por naturaleza, pero, hay una canción francesa “Paris en colère” que la canta Mireille Mathieu y que forma parte de la banda sonora de la película “¿Arde París?” compuesta por Jean Michel Jarre, que desearía con todo el corazón que fuera nuestra. No por la canción en si, sino por todo lo que representa, la alegría del pueblo de París vencedor contra la ocupación nazi. Mientras ellos sentían en su corazón ese sentimiento de libertad, nosotros esperábamos que los aliados desembarcaran en el Somorrostro para expulsar a Franco… Pero no fue así, los vencedores nos dejaron de lado, como ya ha ocurrió otras veces, y entramos en una larga noche fascista que aún colea cantando el “Cara al sol” el “Viva España” y “Montañas nevadas”. Y es que este país, igual que no sabe llover, tampoco sabe cuando hay que perder o ganar las guerras. Y así estamos, 69 años del final de la Guerra Civil, con un gobierno socialista cagado, aún tenemos impedimentos para encontrar a nuestros muertos y pedir justícia.

España no puede ser una “excepción mundial” que incumpla las exigencias del derecho internacional. Esta es una de la principales conclusiones que se extraen del informe de Amnistía Internacional que ha presentado hoy Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España. En el documento se subraya la necesidad de investigar los crímenes del pasado y proteger los derechos de las víctimas, que según Beltrán, se encuentran “en una encrucijada”.

Beltrán plantea que “o se sigue el camino de la verdad, la justicia y la reparación” iniciado en una treintena de países en los que se cometieron crímenes contra la humanidad o el de “los obstáculos interminables. Investigar, localizar fosas, exhumar restos e investigar los posibles autores y reparar a las víctimas es un imperativo legal según todos los instrumentos internacionales ratificados por España”.

El caso español es singular respecto al de otros países dado que es un juez  y no el Ministerio Público el que ha impulsado la investigación sobre los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo. Además, es justamente el propio ministerio el que trata de “obstaculizar” un proceso que restauraría los derechos de los damnificados (…)
En contra de los antecedentes a nivel mundial ocurridos hasta el momento, el Ministerio Fiscal incluye como argumento en su recurso de apelación que los delitos ya han prescrito, invocando la aplicación de la Ley de Amnistía de 1977 . Según Amnistía Internacional, la aplicación de estas alegaciones constituyen el establecimiento de mecanismo de impunidad incompatibles con la legalidad internacional en relación con los crímenes contra la humanidad.

Además, España es uno de los países a los que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha tenido que recordar que no se pueden invocar amnistías ni alegar prescripciones respecto a este tipo de crímenes. Anteriormente, el Comité de Derechos Humanos se había dirigido a Chile, Argentina, Perú, Líbano, Francia (Nueva Caledonia), El Salvador, Haití y Uruguay, para recomendarles que cumplan sus obligaciones internacionales sobre crímenes de desaparición forzada.

“En España, donde se han impulsado investigaciones de crímenes contra la humanidad cometidos en otros países en numerosas ocasiones, el Ministerio Fiscal no puede ahora poner en duda u oponerse a cumplir con la obligación de investigar los graves crímenes que se cometieron durante la Guerra Civil y el franquismo”, “España no puede presentarse ante la comunidad internacional como un Estado que infringe sus obligaciones internacionales”.

A este respecto, el historiador Julián Casanova, autor de La Iglesia de Franco, dijo en una entrevista a Público que la reparación será difícil sin que el PP asuma su “trauma franquista” y la Iglesia reconozca su colaboración con los fusilamientos. Además sentenció que “si a Garzón no le dejan, lo hará un juez de fuera” .

Amnistía Internacional, destaca que mientras muchos países han utilizado sus procesos de transición para condenar los crímenes del pasado, en España “se han opuesto a sus obligaciones constitucionales e internacionales” y han mirado hacia otro lado. En el listado de países con ‘cuentas pendientes’ figuran junto a España, Mozambique, Camboya o Colombia.

Otros, como Perú o Marruecos, en mayor o menor medida han dado algún paso al respecto para esclarece los crímenes del pasado, asegura Amnistía Internacional.

Las víctimas identificadas de desapariciones forzadas en España durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, que ascienden a 114.000, superan a las registradas en toda Latinoamérica en los últimos cuarenta años, por encima de los 30.000 desaparecidos en Argentina o los 45.000 de Guatemala. Leer entero en Público

Firmamos muchos Tratados Internacionales para aparentar que somos una gran democracia, y a la hora de la verdad, no dejamos de ser un país franquista nacional-católico que vota cada cuatro años. ¡Vaya mierda!

Un extraño silencio resuena en Cataluña, la ausencia de argumentos favorables a la pertenencia al Estado español. Hay quien dice que a España le conviene, o que Cataluña no tiene nada que decidir, o que Cataluña no existe, pero nadie ha dicho ni una palabra sobre qué ganan Cataluña y los catalanes con la dependencia. La sumisión sólo es sostenible si el dependiente recibe protección a cambio, como Cataluña que recibía hasta la entrada en la Unión Europea y el euro, porque la pertenencia al Estado de los españoles le permitía un acceso libre a su mercado, y el expolio fiscal contra los catalanes solo representaba una presión fiscal del 10% del PIB (ahora es el 40%). Incorporados los mercados español y catalán en el mercado único europeo, y perdidas por los gobernantes españoles la moneda, la fijación de los tipos de interés y los tipos de cambio y los aranceles y permisos de importación y exportación, los catalanes ya no ganan nada comercialmente por pertenecer al Estado de los españoles, y el resultado inevitable es la disminución constante de la importancia relativa de su mercado, donde ahora, Cataluña vende menos del 40% de su producción, menos de lo que vende fuera, y compra menos del 35% de sus importaciones. La dependencia ya no tiene la contrapartida del acceso privilegiado al mercado español, que es de riesgo por ser el único donde los productos catalanes son boicoteados por serlo (práctica confesadas por el 21% de los madrileños, según Abc).
A menudo se murmura que la independencia no es posible porque no nos dejarán y sacarán los tanques, proyectando al presente los fantasmas sangrientos del pasado. No hay, sin embargo, ningún peligro, los españoles no están dispuestos a pagar el precio de volver a ser la Birmania de Europa como la dictadura, un Estado paria, pobre, aislado y autoritario, y perder la prosperidad y la democracia. Los partidarios de la intervención del ejército para impedir las independencias de Euskadi y Cataluña no llegan ni al 40%, según encuesta de El Mundo. Contra nuestra voluntad democrática, mayoritaria y pacífica, su violencia y Ejército son un tigre de papel.
Fracasado el Estatut en el intento de alcanzar, ya que no un Estado propio, sino un Estado propicio, la viabilidad de Cataluña no es sostenible con el Estado a la contra. Sólo el fin del expolio fiscal, si nos dejaran de robar los 20.000 millones de euros cada año, multiplicariamos por 2 la aportación a la sanidad, por 4 la enseñanza, y por 16 a la obra pública. El año 2007 cruzamos un umbral, tener menos profesores y ordenadores por aula y por alumno, y menos personal sanitario y camas hospitalarias por habitante que la media del Estado. El año 2006 perdimos 13.200 puestos de trabajo de titulación superior (universitaria o profesional de 3 º grado), mientras que Madrid ganaba 46.490 y en todo el Estado 201.050. El resultado es que Catalunya está ya por debajo de la media, mientras nuestros estudiantes sólo reciben del Estado el 4,8% de las becas, cuando son el 14,8%, y los titulados de las universidades catalanas sólo son el 11% del total estatal. Es el éxito del secular proyecto español de oprimir Cataluña que pasa de los dirigentes de Franco (“A estos catalanes hay que ahogarlos económicamente“) a los de González (“El futuro económico de Cataluña es ser un país de albañil y camareros“) y Zapatero (“Esto es la prueba de que el sistema funciona“, refiriéndose al volumen del expolio fiscal catalán). Esto es lo que hay, porque la frase de Pujol sobre el proceso estatutario (“Nos hemos visto en el espejo y no les hemos gustado, no nos hemos gustado, y no nos han gustado”) le falta que ellos también se han visto al espejo, y se han gustado.
Después de treinta años de catalanismo autonomista, es la hora del balance, encallados durante una década en la frustración repetitiva del fracaso de toda pretensión catalana que dependa de la voluntad de España. Sin ganancias ni objetivos, no es ahora el autonomismo sino el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el opio del pueblo, impotente para concebir más futuro que la dependencia perpetua, y de contestar unas simples preguntas: ¿cuáles son ahora las razones favorables a la continuidad de Catalunya dentro y bajo el Estado de los españoles?, ¿qué ganamos los catalanes?, ¿que perdemos los catalanes por estar en ese Estado?. Apenas ha comenzado una crisis que desnudara aún más la irrelevancia de nuestras instituciones y representantes, que hablarán y propondrán sin decidir nada, porque no tienen nada que decidir. Dirán y se creerán que se ocupan de los problemas de la gente, pero sólo hablarán, porque es lo único que pueden hacer, además de intentar convencer a los gobernantes españoles, con el éxito acreditado que no hay que recordar: crueldad, la justa. Según Rajoy, “la Generalidad está para hacer carreteras y poca cosa más“. No es un deseo, describe la realidad.
Si del balance resulta que en España no hay nada que hacer, que sólo nos quieren para pagar y obedecer, que cada año perdemos dinero y oportunidades, que nos llevan a la ruina en beneficio de ellos, que nos mandan y nos desprecian, sólo queda definir y ejecutar el business plan de escisión de la rama ruinosas de la empresa Cataluña que se llama España, porque ha resultado un mal negocio sin remedio. O languidecer hasta la extinción.

Alfons López Tena / Notario. Presidente del Cercle d’Estudis Sobiranistes info@cercleestudissobiranistes.cat
Noticia publicada en el diario AVUI, página 24. Domingo, 12 de octubre de 2008

Con motivo del 68º aniversario de la deportación y fusilamiento del presidente Lluís Companys (1934-1940), el próximo lunes 29 de septiembre tendrá lugar un acto de desagravio con la participación de los cónsules alemán y francés. (…) En los últimos años, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, en los países europeos se han producido muchos actos internacional de desagravio y hermanamiento por los desastres llevados a cabo por los respectivos estados en momentos en que se encontraban gobernados por regímenes autoritarios. Por este motivo los cónsules Christine Gläser y Pascal Brice de los estados alemán y francés han aceptado participar en el acto, ya que Lluís Companys fue detenido durante la II Guerra Mundial por las tropas alemanas, ayudadas por el colaboracionista gobierno de Vichy, que lo entregaron al régimen fascista de Franco, en 1940, sin respetar el derecho internacional en cuanto a extradición.

Companys sería posteriormente encarcelado, torturado y fusilado, sin el beneficio de un juicio justo, por el régimen fascista español. Leer más directecat 

 

Mientras, aquí el franquismo sigue latente, poniendo palos a las ruedas para impedir hacer justicia y engañar al personal haciendo creer que el régimen de Franco no fue una dictadura fascista.

El hombre del tiempo, una señora” es el titulo del articulo de Antonio Burgos, en el, lo que parece una defensa de  José Antonio Maldonado que se retira a los 65 años de su espacio, es en realidad un ataque a la nueva presentadora del espacio del tiempo por ser mujer, joven y catalana.   

 

“el hombre del tiempo de TVE será una señora. Y las gracias hemos de dar al cielo porque no sea un travestón”. Después de esta agradable presentación, continua: “A Maldonado lo sustituye una Sorayita, una Leire, una Bibiana, una señora joven, que es la moda: Mónica López, de 22 años, que tiene de Meteorología la misma idea que usted y yo, pero que viene de un sitio de donde ni usted ni yo procedemos, de la TV3 Catalana, más bien Montillana”. racocatala

 

Joder, si esta gente es de centro, que venga Dios y lo vea

Los problemas en la Sanidad madrileña se incrementan cada día. Y la actitud de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, contribuye decisivamente a ello. Después de hacerse público el convenio entre la Comunidad de Madrid y la Iglesia, según el cual los sacerdotes tendrían voz en los comités que deciden si dar cuidados paliativos a los enfermos, ahora El País informa sobre cómo los hospitales madrileños carecen de unidades de cuidados paliativos, por lo que esta especialidad se ha dejado en manos de hospitales privados. Y algunos de esos hospitales están controlados por el Opus Dei.

Leer más:elplural

Puestos a llevar al extremo las creencias religiosa, ¿por qué no cierra los hospitales y que sea Dios el que cure a los enfermos?

Después del largo vía crucis que supuso la perdida de las constituciones catalanas el 1714. El 1913 se creó La Mancomunidad de Catalunya promovida por Prat de la Riba. Desde su cargo en la presidencia de la Diputación Provincial de Barcelona, que asumió en 1907, impulsó un proyecto de integrar por primera vez las cuatro diputaciones provinciales en un instrumento de autogobierno. Las negociaciones con el gobierno central se iniciaron en 1911 y en 1913, el político conservador Eduardo Dato promulgó el Real Decreto por el cual se autorizaba la unión de las diputaciones con fines puramente administrativos. El 18 de diciembre de 1913 el rey firmó el Decreto de Mancomunidades Provinciales. A pesar de que la ley era aplicable a todas las provincias españolas, finalmente sólo las cuatro provincias catalanas hicieron uso de la ley, formando la Mancomunidad de Cataluña.

 

Ante cualquier asomo de autogobierno, aunque sea legal y con la firma del rey incluida, siempre pasa algo. El 12 de septiembre de 1923, el capitán general de Catalunya, Miguel Primo de Rivera da un golpe militar.

 

Lo primero que hace la dictadura de Primo de Rivera es disolver las Cortes y publicar un decreto que prohibía el uso de otra lengua que no fuera el español, así como la prohibición de símbolos como la bandera vascas o catalana. La Mancomunidad de Cataluña fue intervenida con el nombramiento del conservador Alfons Solà y se disolvieron las Diputaciones Provinciales.

 

  • Lo que ha hecho (Primo de Rivera) es llevar la bandera de España y el idioma español a Cataluña , de donde eran expulsados ambos .
    Artículo publicado en «La Correspondencia Militar» , 10 de octubre de 1923

 El dictador se va y los catalanes ya no piden una Mancomunidad, ahora quieren un Estatuto de autonomía impulsado por Francesc Macià y redactado en Núria. El Estatut es presentado a las Cortes españolas. Durante este periodo, hay un intento de golpe de estado del general Sanjurjo. Después de recortar el Estatuto en las Cortes generales se presenta en referéndum el 2 de agosto de 1931. La participación es del 75% de la población y obtiene un 99% de votos a favor, a esto hay que añadir las 400.000 firmas de las mujeres de Catalunya que entonces no podían votar.

El ambiente en la calle, el de siempre

  • Se impone a nuestra consciencia patriótica la necesidad de formar la unión sagrada contra el Estatuto catalán, que vulnera la estructura política de España y hiere alevosamente la dignidad de nuestra nación. ¡Viva España! ¡Viva Cataluña española!
    Diario «El Imparcial», 4 de marzo de 1932

Durante el gobierno de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónoma) en la Segunda Republica Española el Estatuto de Catalunya es anulado. Pero, la CEDA es derrotada en las elecciones de 1936 que dio el triunfo al Frente Popular.

  • Si una mayoría de los catalanes se empeñan en perturbar la ruta hispánica, habrá que plantearse la posibilidad de convertir esa tierra en tierra de colonia y trasladar allí los ejércitos del Norte de África . Todo menos lo otro. 
    Ramiro Ledesma Ramos , Revista «La conquista del Estado» , 4 de julio de 1931

Y el ciclo vuelve a comenzar. Un nuevo golpe de estado desemboca en una guerra atroz. La rebelión Fascista del 18 de julio de 1936 aniquila la Segunda República y el Estatuto catalán.  El “habla en cristiano”, el “si eres español habla en castellano” y el “hablo en castellano porque es más fino” de la burguesía franquista catalana se hizo muy largo. Se quemaron o expoliaron bibliotecas, archivos y todo lo que oliera a catalán. No eran solo libros de política, habían estudios científicos, geográficos, históricos, arqueológicos… Todo a la hoguera. Y lo más terrible de todo, los fusilamientos continuados en el Campo de la Bota y en tantos otros lugares de la geografía española.  

Después de esta larga noche se murió el dictador en la cama.

 

La lucha por la libertad, amnistía y Estatut de autonomía dio sus primeros frutos en la España de la transición. Después de las primeras elecciones, con los resultados en Cataluña y País Vasco, el gobierno permitió la creación de instituciones preautonómicas. Concedió autonomía provisional a las regiones cuyos diputados, constituidos en asambleas parlamentarias, así lo solicitaron. Era el primer eslabón de la estructura territorial que ya estaba pactada en la nueva Constitución.

La primera preautonomía concedida fue la de Cataluña, el 29 de septiembre se restableció la Generalidad de Cataluña, la creación de un Consejo General Vasco, se aprobó el 6 de enero de 1978, y Galicia se sumó a la preautonomía con la creación de la Junta de Galicia, en marzo de 1978.

Por arte de magia, en la Constitución de 1978 se concedieron autonomías a diestro y siniestro. Muchos españoles se encontraron con un autogobierno que jamás habían solicitado y por el cual jamás habían luchado. Pero en fin, lo que pedían las nacionalidades históricas ha resultado ser bueno para todos.

Pero, eso de la ”España se rompe” se lleva en los genes y el 23 de febrero de 1981, otro golpe militar intenta frenar el progreso. Tejero no fracaso del todo. Después del Tejerazo se inició un proceso de involución autonómica con la aprobación de la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), posteriormente declarada inconstitucional. Pero el daño ya estaba hecho.   

El 2006, Catalunya decide hacer un nuevo Estatuto de acuerdo con lo establecido en el título octavo de la Constitución española de 1978. Aprobado por el Parlament de Catalunya el 30 de septiembre y limado (como diría el Guerra) en el Congresos de los Diputados, igual que ocurrió con el Estatut de 1931. Después de una substancial modificación fue aprobado en referéndum por el pueblo de Catalunya el 18 de junio de 2006.  

Después de insultos, agravios, boicots y otras lindezas a las que ya nos tienen acostumbrados desde 1714, el Estatut de Catalunya está en el tribunal Constitucional. Un tribunal  en que los políticos han intentado manipular con todo tipo de martingalas. También se ha de negociar con el Gobierno de España las nuevas disposiciones que marcan el nuevo Estatut.

No creo que el Tribunal Constitucional de una sentencia de Constitucionalidad del Estatut de Catalunya, sino más bien que se pacte un acuerdo entre los jueces del PP y los jueces del PSOE. Y tampoco creo que el Gobierno de España sea justo y respete la legalidad del Estatuto.

Gato escaldado del agua huye. Cuando no son cañonazos, son martingalas y así siempre estamos en el mismo lugar. Por lo tanto solo hay un camino para salir de esta rueda sin fin. La independencia.

 

Este 26 de Abril, en la manifestación en Alacant por la catalanidad y la recepción de TV3, desde un balcón donde ondeaba una bandera española, un individuo amenazó a los manifestantes con una pistola.

Lo que parecía una manifestación de policías de uniforme y de paisano que acompañaban vigilantes a los peligrosos manifestantes, ante las voces que alertaban del pistolas, respondieron “Iros rápido y así no estaréis en la línea de fuego”

 

Leído en directa.cat

 

Realmente, una nueva demostración de lo que algunos entienden por democracia y derechos constitucionales